Memoria - 4 grupos y 4 patios, Concurso Escuela, Universidad Mayor, 2017
 

Desde una memoria cotidiana.
En una época en que se nos incita de hacer más con menos, la escasez de recursos como una metodología autoimpuesta nos condiciona –gratamente- a indagar por nuevos medios y capitales.
En medio de un sistema capitalista imperante donde la creatividad se ha vuelto un motor cada vez más precario hemos querido poner el acento con ciertos mecanismos para cuestionar las condiciones sociales, políticas y de producción de conocimiento.
A partir de la invitación y un trabajo en conjunto, es donde hemos compartido con el artista Bernardo Oyarzún una serie de aristas para poder enriquecer la praxis arquitectónica de vez en cuando, divaga por campos reducidos u olvidados.

A modo de reflexión, es que hemos introducido la dinámica comunicativa como un ejercicio base.
Sobre todo en generaciones en las que estamos completamente afectados por los dispositivos técnicos y que posiblemente –a modos de mutaciones antropológicas- hayan cambiado nuestras maneras de sentir, de percibir y de comprender (Ossa, 2012).
Algo así, como indagar en una disciplina a través del ascetismo, en donde rastrear y despojarnos de ciertos espacios pareciera ser el equilibrio o una necesidad. Como diría Pier Vittorio (2013); entre sus hallazgos: “el equilibrio entre la vida individual y la colectiva” .
De esta manera, el ejercicio del concurso, toma un aspecto radical y controversial en tiempos donde hoy, el desarrollo de la producción (creativa) pudiese ser desde lo más individual hasta una mercancía a nivel global, y que desde estas heterotopías hemos querido buscar esos espacios y realidades para encontrar nuevos relatos.

 

Jurado
Alberto Sato / Arquitecto, Académico PUC
Paul Birke / Galeria Die Ecke
Gonzalo Puga / Diseñador - Fotógrafo