... una relación a la vez práctica, teórica y poética. El hombre cultiva la tierra, reconoce las leyes de la naturaleza y canta sobre la belleza de un lugar. Estas empresas van de la mano, porque es imposible ocuparse de algo que uno no ha experimentado y hasta cierto punto no ha entendido. Cuando el cultivo se convierte en explotación, no necesariamente se debe a la codicia sino a la falta de conocimiento. ... Es la experiencia poética, la alegría de estar aquí, ese es el momento decisivo en nuestra relación con el entorno natural.

Christian Norberg-Schulz

Este proyecto nace de la colaboración entre la oficina de arquitectura atelier arquitectos y la comunidad local de la isla Huapi (del mapudungun: wapi, "isla"). La isla de mayor dimensión, entre las 13 existentes en Lago Ranco (del mapudungun Rew-ko, Agua con oleaje).

El trabajo conjunto se desarrolla a través del análisis territorial, levantando con los habitantes los problemas y oportunidades para el mejoramiento del territorio a mediano y largo plazo, concentrando las prioridades en las mejoras de la calidad de vida de los habitantes y el desarrollo sostenible de su entorno natural a través del mejoramiento de infraestructura y equipamiento básico para el buen vivir de la comunidad, flora, fauna y turistas visitantes.

Parte de este proyecto, se ha llevado a cabo, en diferentes instancias colaborativas. Una de ellas, ha sido la construcción de la vivienda para Marcelo Treuquil y su familia. La tipología de la vivienda es una planta ortogonal cuadrada de 6 metros x 6 metros.
 

Sus pilares de fundación se realizaron con Temo (Blepharocalyx cruckshansksii) un árbol endémico del país. Las vigas, entramado de piso, tabiques y revestimiento son de Pino local plantados en la infancia por el mismo Marcelo y aserrados in situ.